4.5.1-Ecuación química

Es la forma simbólica de representar una reacción química, es decir, de los elementos y compuestos implicados en ella, como si de una ecuación matemática se tratase, indicando la composición y naturaleza de reactivos y productos. Esta forma de escribir las reacciones químicas describe de alguna manera las transformaciones a nivel molecular que las reacciones químicas implican.

La representación visual de tales procesos puede efectuarse recurriendo a modelos o construcciones mediante esferas que reproducen la estructura aproximada de la molécula o del agregado iónico en cuestión. En este tipo de modelos, cada esfera, con su correspondiente color, representa un átomo o un ion y el conjunto describe la forma exterior de la molécula o del agregado iónico.

La ecuación química se caracteriza porque:

1.   Consta de dos miembros separados por una flecha. A la izquierda de la flecha se colocan los reactivos y a la derecha los productos.

2.   Los elementos y compuestos involucrados en la misma, se representan mediante símbolos y fórmulas.

3.   Cada uno de los símbolos químicos que aparecen en la ecuación no sólo constituye la abreviatura del nombre del elemento correspondiente, sino que además representa un átomo de dicho elemento. Análogamente sucede con la fórmula de un compuesto, la cual designa a dicho compuesto y muestra los átomos (o los iones) que componen su molécula (o su agregado iónico elemental) así como la relación numérica entre ellos.

4.   El número de átomos a la derecha de la flecha debe ser igual al número de átomos a la izquierda (Ley de conservación de la masa), salvo en reacciones de fusión y fisión nuclear.

5.   El número de cargas, igualmente, debe ser el mismo a ambos lados de la flecha (Ley de conservación de la carga), en las reacciones iónicas.

6.   Lo expuesto en c) y d) nos lleva a veces a introducir unos coeficientes, enteros o fraccionarios (lo más conveniente es emplear números enteros lo más pequeños posibles), lo que da lugar a la ecuación química ajustada.

7.   Aunque no siempre se haga, es conveniente consignar el estado físico de los reactivos y productos, usando los símbolos:

(g) gas, (s) sólido, (aq) en disolución acuosa, (l) líquido, (c) sólido cristalino

Ej.: 2 Na(s) +  Cl2(g) → 2 NaCl(c) ; 2 H2(g) + O2(g) → 2 H2O(l).

8.   En una ecuación química no tiene por qué ser igual el número de moléculas a un lado y a otro de la flecha, aunque sí debe conservarse el número de moles de átomos de cada elemento, como se ha expuesto en c).




Comments